Macedonio tuvo un mal día. Primero, el perro le mordisqueó el sombrero. Después, una vecina sacudió un mantel lleno de migas y restos de comida, justo sobre su cabeza. Y unos pasos más allá, un vecino que regaba los geranios lo empapó sin querer. Sin embargo, por culpa de la mala suerte, empezó la mejor aventura que nunca se hubiera imaginado.

Macedonio y la planta de zapallo
Adrián Yeste, Mirita
13 x 20 cm, 84 páginas

Macedonio y la planta de zapallo

$380
Macedonio y la planta de zapallo $380

Macedonio tuvo un mal día. Primero, el perro le mordisqueó el sombrero. Después, una vecina sacudió un mantel lleno de migas y restos de comida, justo sobre su cabeza. Y unos pasos más allá, un vecino que regaba los geranios lo empapó sin querer. Sin embargo, por culpa de la mala suerte, empezó la mejor aventura que nunca se hubiera imaginado.

Macedonio y la planta de zapallo
Adrián Yeste, Mirita
13 x 20 cm, 84 páginas